Mi historia


Max ha sido mi compañero de vida durante mucho tiempo. Juntos hemos pasado por todo tipo de experiencias y como tú has de saber, desarrollamos un vínculo irrompible. Fueron mis sentimientos los que me impulsaron a buscar alternativas cuando Max comenzó a enfermar y a debilitarse. Los veterinarios me ofrecieron soluciones, pero ninguna de ellas parecía funcionar con suficiente eficacia. Así que lo cambié todo, de raíz. Comencé por donde me parecía más lógico: la comida; después de todo yo también había pasado por mis crisis de salud y me di cuenta de lo mucho que me habí­a beneficiado cambiar mi dieta. Así que comencé a informarme y aún cuando no contaba con toda la preparación que sentía necesaria, comencé a sustituir las croquetas de Max por mi propia receta.

 

Como podrán adivinar, ¡funcionó! Y fue cuestión de tiempo antes de que mis amigos se empezaran a dar cuenta de lo mucho que estaba mejorando Max. No sólo pudo recuperar el paso, sino que adelgazó un poco y su pelo mejoró notablemente. ¡Todos querían saber qué es lo que estábamos haciendo! Y la respuesta siempre fue igual de sencilla: Comida.

 

Así comencé esta aventura donde Max ha sido mi principal maestro y fuente de motivación. A lo largo del camino he encontrado a muchas personas que se han identificado auténticamente con la ideología Lucky Dog. También me gustaría agradecer a nuestro equipo de expertos: Maribel Iniesta, médico veterinario holístico, Geraldine Nidasio, nutriólogo animal, a nuestro chef y asistentes en la cocina: Ignacio, Celia, Tania y Areceli, y por supuesto a mis queridos amigos y otros amantes de perros. Es por ellos y ellas que hoy me encuentro aquí ofreciendo mi descubrimiento a Uds, que como yo, buscan lo mejor para sus amadas mascotas. Sinceramente espero que encuentren en Lucky Dog, el amor, la frescura y nutrición que sus adorados caninos merecen.

 

¡Suerte!

Cynthia Kaplan
Chief Dog Lover